"El Hilo Rojo"

Post de Malena de Botana | RELATO |

El Hilo Rojo


Hay una hermosa leyenda japonesa muy popular, relata el porqué se cree que dos almas están atadas y destinadas para el matrimonio, unidas de manera mágica por un hilo rojo invisible; en uno de sus versos dice así: “Ese hilo puede estirarse, enredarse, anudarse o contraerse, pero jamás cortarse del todo. Por eso, toda persona está predestinada a cruzarse con otra”.

La leyenda del hilo rojo ha sido inspiración y esperanza para muchas personas que esperan conocer a su alma gemela, imaginan sus vidas junto a alguien que les comprenda y reciban su amor, es por esto que al conocerla no quieren separarse sino unir sus destinos en matrimonio, quizás puede sonar como una locura pero es romántico el hecho de darle forma a una unión con alguien que llena sus expectativas como persona, eso sí, luego de haber sorteado las piedras del camino y de entender que todo lo pasado fue necesario para compartir el presente.


Aceptar esta idea es un consuelo interno, es la esperanza que, como una lucecita dentro de cada uno, les dice que su alma gemela está por ahí, es dar sentido al recorrido y que por más tropiezos y piedras que se encuentren en el camino, aún sin saber la ruta sea una realidad que al final se encontrarán.

Los aros de matrimonio es la manera de convertir está unión simbólica en artículos tangibles, reales y de diseño, ya que el hilo es invisible pero cuando queremos reconocer ese amor a través del matrimonio toman protagonismo los anillos de matrimonio porque hacen que se vuelva real, resistente, hermoso y visible, al ser objetos que en su belleza declaran la unión infinita de dos personas que se aman, es decir esos mismos amantes que están unidos por el hilo rojo.

Sin importar la distancia, edad, lugar o circunstancias ¿Nos conocemos por casualidad, o quizá existe un hilo invisible que guía estas uniones?.